jueves, 30 de junio de 2022

 Se buscan 'salvatges' para conquistar con toda su fuerza Benabarre el 6 de agosto


El Ayuntamiento llama a la participación vecinal para recuperar la fiesta, declarada de Interés Turístico de Aragón, tras dos años de pandemia. 

El ayuntamiento de Benabarre ha iniciado estos días en sus redes sociales una campaña de concienciación ciudadana llamando a la participación vecinal para recuperar plenamente la fiesta del 'Ball dels Salvatges', Fiesta de Interés Turístico de Aragón,  que se suspendió en 2020 y que recuperó en 2021 con un montaje atípico y mucho menos multitudinario en cuanto a participantes que la versión clásica y que se trasladó al castillo de la localidad.
"Lo que podemos dar por seguro es que los 'Salvatges' vuelven este agosto a la plaza del Ayuntamiento porque, aunque han sido muchas las personas que nos han comentado que mantuviéramos como escenario el entorno del castillo, por motivos logísticos, escenográficos y de acogida de público es imposible hacer juna representación normalizada allí", ha comentado la teniente de alcalde, Yolanda Castelló. La edil ha apuntado que la campaña puesta en marcha estos últimos días "es un llamamiento a la movilización ciudadana para volver a reconectar con todos los participantes 'históricos' y, si es posible, atraer a nuevos actores y figurantes". 
El cartel que se está divulgando en este sentido es muy descriptivo y, bajo una llamada a la atención, recuerda a los benabarrenses que para que los 'Salvatges' conquisten Benabarre "requieren de tu participación". Se buscan, pues, actores y figurantes que representen papeles de damas, cazadores, caballeros, salvajes y turba, los distintos conjuntos que van entrando sucesivamente en la representación. El anuncio ofrece una dirección de whatsapp para que los interesados dejen sus datos garantizándoles que desde la dirección del espectáculo se pondrán en contacto con ellos.
No obstante, Castelló ha reconocido que con las damas no habrá problemas y que cazadores y caballeros pueden cubrir el elenco sin demasiadas dificultades. "Lo que necesitamos especialmente –comenta- son 'salvatges' con protagonismo en la acción y elementos que hagan de turba". Aunque la fiesta es en agosto, la solicitud de participación se ha iniciado ahora porque "en Benabarre somos muy de apuntarnos en el último minuto y la idea es ir haciendo a partir de ahora y todos los días distintas interacciones con los vecinos para ir creando ese necesario espíritu", ha señalado Castelló. Este jueves se pondrá en marcha el taller 'Jóvenes Salvajes' para trabajar con los interesados aspectos como la caracterización, la dramatización y otros detalles del montaje.
Los grupos de damas, cazadores y caballeros suman un total de 48 actores en el montaje mientras que la comparsa de los 'salvatges' no tiene un número fijo de participantes aunque queda más lucida en la medida en que acumula más personas. Castelló ha recordado que el grupo de guión ya está trabajando en el espectáculo y que ahora se trata de que "tras dos años muy complicados hay que emocionar a la gente para que participe".
El 'Ball dels Salvatges' es un drama ritualizado en forma de complejas danzas y movimientos de los intérpretes que supone una metáfora sobre el amor cortés, el instinto y la lujuria. Originario de la época tardomedieval y en algún momento muy extendido por toda Europa podría decirse que pretende hacer llegar a los espectadores la idea de que el amor no es una ciencia exacta, y de que la fusión de las distintas formas de amar -la cortés y caballeresca, la mundana y la visceral- son causa del amor eterno.
Fuente: Heraldo

martes, 7 de agosto de 2018

Los ‘salvatges’ de Benabarre celebran una de sus ediciones más espectaculares

La plaza se llenaba de vecinos y turistas para asistir a la representación de esta Fiesta de Interés Turístico Regional

La plaza de Benabarre se llenaba, este sábado, de público para asistir a la representación del Ball dels Salvatges, la primera tras la declaración en 2016, como Fiesta de Interés Turístico Regional. El esfuerzo de la organización, en esta edición, para lograr que esta tradición siga creciendo obtenía una gran respuesta del público. Se calcula que alrededor de dos mil personas presenciaban la representación.


La escenificación que arrancaba poco después de las 19.30 horas, era conducida por Amanita y Bonifaci y comenzaba con la llegada en un Seat 600 del matrimonio al que se homenajeaba este año. Se trataba de una pareja que había elegido este día para casarse en el castillo. Ella española de raíces benabarrenses y él noruego, residentes en Singapur, que junto a sus familiares e invitados vivían una jornada muy especial.

Tras ellos hacían su aparición en la plaza las damas y, a continuación, los caballeros y los cazadores, tratando de obtener su amor, y por último, hacían su entrada los ‘salvatges’ que acababan con la paz y armonía del momento y generaban el caos, tomando el Ayuntamiento, donde izaban su bandera, apresando a las autoridades y tomando prisioneros.
No faltaba el juicio, con la jueza ‘Llanega’, y la crítica a los temas que han sido actualidad en el último año, relacionados con el caso Noos, la Familia Real, la aplicación del 155 o la Manada, de hecho, los ‘salvatges’ descolgaban una pancarta en la fachada del Ayuntamiento en la que se podía leer ’No es no’ y se gritaba ‘Mujeres unidas jamás serán vencidas’.

La consejera María Victoria Broto que, por primera vez, acudía a esta fiesta reconocía que le había gustado todo, desde la decoración de calles y balcones, hasta la música o los trajes pero, especialmente, la entrada de los ‘salvatges’ y las alusiones y homenaje a las mujeres en lo que es, decía, ‘una fiesta de las mujeres’.

A los prisioneros se les juzgaba por abusar de términos como justicia, por provocar fracturas en la sociedad o por solucionar con leyes lo que sólo necesita diálogo. Al final se restauraba el orden y las damas volvían a dominar la situación.

El alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, se mostraba muy contento con el resultado. Se ha hecho más esfuerzo que en otras ediciones, decía, con la decisiva participación del campo de trabajo que se hacia evidente en escenografía o vestuario y que le daba un plus de calidad al ball.

La próxima representación llegará en agosto de 2020 aunque organización y vecinos no tardarán mucho en comenzar su preparación. 

Fuente: RadioHuesca

lunes, 6 de agosto de 2018

El Ball dels Salvatges hace honor al "Interés Turístico"

En su primera representación tras ser declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón, el Ball dels Salvatges resultó redondo. Alrededor de 2.000 personas disfrutaron de esta celebración, entre quienes figuró la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que se mostró "gratamente sorprendida" y destacó el papel que juega la mujer en esta danza del siglo XIV recuperada hace once años. El alcalde, Alfredo Sancho, resaltó el enriquecimiento de la puesta en escena que ha supuesto la incorporación del campo de trabajo en caracterización y vestuario.
Broto disfrutó, apresada junto al resto de autoridades, del Ball dels Salvatges por primera vez. "Me ha gustado todo: la decoración de los balcones y las calles, que nos dicen que es la representación de todo el pueblo; la música, los trajes de las mujeres, los salvajes, los caballeros, los cazadores. Pero si tuviera que destacar algo, la entrada de los salvajes que ha sido espectacular. Me ha sorprendido gratamente", resumió. Aplaudió la decisión de declararla Fiesta Interés Turístico de Aragón y resaltó tanto las alusiones a las mujeres como el papel femenino en la representación. "Es la fiesta de las mujeres. Son ellas las que vencen a todos y ponen orden".
El alcalde aludió a algunas circunstancias propicias este año como la coincidencia con una boda en el castillo en la tarde de ayer que terminó formando parte de la representación o la incorporación del campo de trabajo. "Estoy muy contento de cómo ha salido. La participación del campo de trabajo ha sido decisiva en cuanto a escenografía, máscaras o vestuario. Se ha incrementado la calidad", indicó.
El Ball dels Salvatges comenzó con la entrada de los músicos y las autoridades, a quienes siguió la pareja que encarnó el amor, este año una benabarrense y un noruego literalmente recién casados en el castillo. Después, ataviadas con vistosas faldas y delantales, y peinadas con un moño, las doce mujeres protagonistas del Ball dels Salvatges entraron radiantes en la plaza. También fueron una docena los caballeros que hicieron entonces su aparición en la plaza a continuación. Más fuertes y briosos, los "blanquillos o cazadores" dejaron a los caballeros sentados en el suelo sobre sus blancos pañuelos. La irrupción de los salvajes en la plaza volvió a constituir uno de los momentos álgidos de la representación, este año envueltos en humo rojo. Tras el juicio, con temas de actualidad como el referendum catalán, el cambio de Gobierno en España o la familia real, las mujeres devolvieron la cordura a la representación, sometiendo a los salvajes.
Fuente: AltoAragón

domingo, 5 de agosto de 2018

Calor ambiental y calor humano en el Benabarre más 'Salvatge'

El calor inmisericorde acompañó durante buena parte de la jornada los territorios de la parte baja de la comarca de Ribagorza pero no desalentó a las centenares de personas que se acercaron a Benabarre para disfrutar de la representación de un remozado Ball dels Salvatges que, en la que era su puesta de largo tras la concesión de la consideración de Fiesta de Interés Turístico de Aragón, presentó interesantes novedades escenográficas que hicieron, si cabe, todavía más interesante este singular montaje escénico que tuvo como insospechados y desprevenidos protagonistas a los asistentes a una boda hispano-holandesa que se celebró poco antes de la representación en el castillo de la localidad.


Los asistentes, incluso, fueron capaces de convocar con su presencia un soplo de frescor que acompañó al desempeño actoral de los más de cien intérpretes y músicos locales que pusieron en pie este alambicado montaje de impactante estética que sirvió en numerosas poblaciones europeas desde el pasado siglo XIV para escenificar una elaborada metáfora sobre el amor cortés, el instinto y la lujuria y sobre la lucha eterna entre la imagen que el ser humano quiere dar ante los demás y los impulsos que realmente dirigen sus actuaciones.

El Ball dels Salvatges volvía a Benabarre tras un año de ausencia en esta cita bienal que recupera un montaje escénico cuyo origen es heredero del movimiento literario que surgió en Europa en los siglos XIV y XV transformando el modo de querer y su concepto. Si hasta entonces el caballero como espejo de costumbres había de dedicar el amor a su dama, ahora nacía una nueva intuición que el hombre –como concepto etnocéntrico– debía doblegar: el instinto. Algo que se popularizó en muchos lugares europeos y se ritualizó en una serie de representaciones similares que tuvieron notable predicamento hasta bien entrado el siglo XIX.

Benabarre lo preservó hasta comienzos del pasado siglo y aún quedó constancia para algún montaje parcial en la década de los cincuenta. Gracias al recuerdo de algunos vecinos, pudo ser recuperado en 2007 con un considerable éxito. El trabajo del antropólogo Manuel Benito resultó fundamental para conseguir sacar adelante su plasmación.

Lo que ayer se escenificó de nuevo en la villa ribagorzana tuvo como eje vertebrador a doce mujeres que fueron requebradas sucesivamente por caballeros, cazadores, forasteros y salvajes en una serie de cuadros sumamente ritualizados y con un profundo simbolismo que tuvieron como momento culminante la aparición de esos ‘salvatges’ que escenificaron la subversión del orden establecido y el escarnio de los dirigentes a los que se sometió a un juicio público. Pero las damas tomaron el control de la situación e hicieron valer su dominio iniciando la última danza del espectáculo como un nuevo símbolo de la recuperación de la normalidad.

Independientemente de la carga simbólica del montaje, que resulta complicado seguir incluso para el espectador avisado, éste tiene la suficiente presencia escénica como para encandilar al público y hacer de esta representación uno de los momentos mágicos del verano altoaragonés.

Fuente: Heraldo

sábado, 4 de agosto de 2018

Benabarre muestra su lado más “Salvatge”

Este sábado, se representa en Benabarre el Ball dels Salvatges, una representación única en Europa, que data del siglo XIV, que aúna teatro, música y danza y que se celebra cada dos años. En esta ocasión, se trata de la octava representación, desde que se recuperara en 2007, y la primera, desde que, a finales de 2016, fuera declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Son más de un centenar de vecinos los que se implican en esta aventura que gira en torno al amor, aunque, en esta edición, les acompañan los jóvenes que han participado en el campo de trabajo sobre caracterización y escenografía de la representación.



El Ball dels Salvatges, consta de tres partes destacadas: es una alegoría del amor y, por ello, en cada representación hay una pareja que es homenajeada. Las damas, los caballeros, que quieren conquistarlas de manera noble y cortes, los cazadores, que desean ser aceptados por su decoro y virilidad y los “salvatges”, que desean a las damas de manera lujuriosa. Todo ello pone de manifiesto que, el amor, no es una ciencia exacta y es la fusión de esas distintas formas de amar la que lleva al amor eterno.

La representación comenzará a las 19.30 horas aunque, durante la semana los vecinos han sacado a relucir el lado más ‘salvatge’ del pueblo’ decorando calles, casas y balcones. Además, por la mañana se celebrará un taller de títeres y un pasacalles.

La escenificación arrancará con la irrupción de los ‘salvatges’ que apresarán a las autoridades locales y pondrán fin a la paz, generando el caos entre el público. No faltará el juicio, donde los “salvatges” denunciarán, los hechos, que han alimentado, este año, su furia, dando su visión de los mismos. Será en esta parte teatral donde se enfrentan todos los personajes para, al final, dictar sentencia, restaurar el orden y que sean las damas las que vuelvan a dominar la situación. 

Fuente: Radio Huesca

miércoles, 1 de agosto de 2018

BALL DELS SALVATGES 2018

Este año celebramos la octava edición del BALL DELS SALVATGES de Benabarre. Será el 4 de agosto y queremos invitar a nuestros vecinos y a todo aquel que quiera visitarnos a participar en esta gran fiesta bienal y declarada de interés Turístico en Aragón.
Este es el cartel y el programa previsto: 

11:30h. Plaza de la Concordia
La Maravilla. Taller de títeres "del Ball dels Salvatges"
Actividad enmarcada en Verano Activo

12:30h Salida de la Plaza de la Concordia
Pasacalles Salvatge

19:30h Representación del Ball dels Salvatges en la Plaza Mayor